Skip to content

Los primeros dientes de tu bebé

¡Los primeros dientes de tu bebé ya están aquí!

El recuerdo del primer diente de tu hijo/a es muy especial, aunque pueden surgir preguntas como en qué momento empezarán a salir los primeros o cuáles son los síntomas que puede padecer.

Queremos contarte un poquito sobre la dentición y resolver algunas dudas que suele haber.

 

¿Cuándo le salen los primeros dientes a tu bebé?

Generalmente los primeros dientes empiezan a aparecer alrededor de los 6 meses, aunque puede ocurrir que tu bebé se adelante o que se retrase hasta incluso después de los 12 meses. Este proceso no debe preocuparte, pues cada niño/a es diferente.

Habitualmente, los incisivos inferiores salen antes que los superiores y es a partir de los dos años y medio o tres, aproximadamente, cuando la dentadura temporal se completa.

Recuerda, que, si tu bebé tarda un poco más o se adelanta, no es motivo de preocupación, cada bebé tiene su ritmo.

Síntomas de la dentición en el bebé

Cuando los primeros dientes de tu bebé empiezan a salir suele ser un momento bastante incómodo, primero para él ya que está sufriendo las molestias y dolores que eso conlleva y para ti, pues puede ser difícil calmarlo o aliviarle el dolor.

sintomas-primeros-dientes-bebe-gadis

 

Las señales más habituales que indican el momento del nacimiento de sus dientes son el babeo y la irritabilidad, pero existen otros síntomas comunes. Por aquí te contamos algunos y cómo puedes ayudar a aliviarlos:

  • Obviamente uno de los síntomas es la propia erupción de los dientes. Puede que visualices un diente muy pequeñito asomando en la encía antes de que sufra ningún tipo de dolor.
  • Inflamación de las encías. La encía se hincha y puede resultar dura al tacto, llegando a ser muy molesta para el pequeño/a.
  • Tal y como comentábamos antes, el babeo es otro de los síntomas. Se produce una salivación excesiva, la cual se ve pronunciada cuando tu bebé se introduce sus manitas y los dedos en la boca porque necesita morder cualquier cosa para calmar un poco las molestias.
  • A veces puede disminuir el apetito.
  • Es posible que, por culpa de las molestias y el dolor, tu bebé tenga falta de sueño, provocándole un estado de irritabilidad.
  • En ocasiones puede producirse un aumento leve de la temperatura.

Lo más normal es que estos síntomas se alarguen durante 3 o 4 días y que se acentúen por la noche, ya que es un dolor pulsátil (se incrementa con el latido cardíaco, el cual se nota más cuando estamos en posición horizontal) y porque no está entretenido como por el día, centrándose así en la zona dolorida.

Cómo ayudar a calmar el dolor de dientes

Para que alivies las molestias que siente tu hijo/a durante el proceso de dentición, te dejamos por aquí algunos consejos que puedes aplicar:

  • El frío ayuda a calmar el dolor. Si tiene más de 6 meses y ya ha comenzado con la alimentación complementaria, ofrécele fruta fresquita o un mordedor especial también frío para que ejerza algo de presión en las encías. En el caso del mordedor, gracias a sus colores y formas, estará mucho más entretenido y atento a él en vez de a su dolor.
  • Masajea sus encías inflamadas con tu dedo envuelto en una gasa estéril o previamente lavadas con agua muy fría.
  • Mantenlo entretenido y distraído. Cuando juegas con tu bebé te prestará más atención a ti y será más fácil que se olvide durante un tiempo de las molestias.
  • Si el dolor persiste o existe una mayor irritación, lo mejor es que acudas al pediatra.

Cuidado y limpieza de los dientes de tu bebé

Es importante saber que la limpieza de los dientes empieza en el momento en el que comienzan a salir, no debemos esperar a que tengan toda la dentadura. Para asegurar una higiene correcta y crear el hábito de lavarlos todos los días es recomendable hacerlo desde el inicio de la dentición.

Es conveniente limpiarlos dos o tres veces al día, sobre todo después de las comidas, incidiendo en la última toma del día, antes de acostarse. Se recomienda utilizar un cepillo de dientes de cerdas blanditas con pasta dentífrica de 1000 ppm de flúor desde la salida del primer diente. Se necesita muy poquita cantidad, del tamaño de un grano de arroz. Las gasas húmedas y los dedales de silicona no están recomendados cuando los dientes ya salieron, ya que no son efectivos.

 

primeros-dientes-bebegadis

Una buena opción para crear el hábito del lavado es que te vean hacerlo, ya que ellos querrán imitarte. O, si eres más de cantar, existen muchos juegos y canciones para compartir con los más pequeños y convertir el momento del lavado en uno mucho más divertido.

Hay que recordar que los dientes de los niños/as pequeños/as también pueden sufrir caries por lo que se deben limitar los alimentos edulcorados, dulces y miel.

Es recomendable la visita al odontopediatra tras la salida del primer diente o en su primer año de vida, lo que ocurra antes. Él/ella te asesorará y te indicará si hay algún problema y cómo corregirlo.

Desde Bebé Gadis esperamos haberte ayudado un poquito con el proceso de dentición de tu bebé. Sabemos que es un momento muy bonito para recordar y disfrutar en el futuro.

 

Artículo escrito en colaboración con AGaEP, la Asociación Galega de Enfermaría Pediátrica.

logo_agaep

Comparte esta noticia