Skip to content

Los primeros alimentos que introducir en la dieta del bebé

La introducción de alimentos en la dieta de tu bebé es una de las fases más importantes en su crecimiento. Puede asustar un poco el inicio, queremos que nuestros hijos/as disfruten comiendo y que las comidas familiares se conviertan en un momento agradable en familia, pero tener una relación sana con los alimentos y que coman variado no es un trabajo fácil. Se necesita mucha paciencia, tiempo y un ambiente óptimo.

Recuerda que cada persona es única, con sus características, sus gustos y sus preferencias. Cada vez que se muestra un nuevo alimento, cada vez que lo prueban, que lo tocan y manosean, es una experiencia enriquecedora, aunque de primeras no les guste. Muchas veces, se precisa de muchos intentos para que un bebé acepte un alimento. El truco está en nunca forzar y ajustar el menú del bebé al menú familiar, y ¡tener mucha paciencia!

Desde Bebé Gadis te vamos a contar cuándo y cómo puedes comenzar con la alimentación complementaria. Además, para que tengas un poquito más claro por dónde empezar, te contaremos cuáles son algunos de los primeros alimentos más comunes.

Cuándo empezar con la alimentación complementaria de tu bebé

La primera pregunta que surge es: ¿en qué momento puedo comenzar con la alimentación complementaria? No existe una respuesta correcta, esta edad puede variar ya que cada bebé tiene su propio ritmo.

Según la AEP, la edad recomendada es alrededor de los 6 meses. Es a partir de este momento cuando el aparato digestivo de los más pequeños está preparado para digerir alimentos distintos de la leche. Tal y como te contábamos, cada bebé es un mundo y lo fundamental es empezar poquito a poco.

Ten la tranquilidad de darle cualquier alimento, sin prisa, pero sin pausa. Puedes empezar introduciendo casi cualquier comida, te dejamos alguna idea que puede resultar interesante para tu bebé:

  • Agua, cereales con o sin gluten.
  • Incorporar frutas y verduras blanditas y cocidas.
  • La carne (pollo, ternera…) y el pescado son ideales para continuar ampliando el rango de alimentos y poder ofrecérselos en cachitos pequeños y desmenuzados.
  • Las legumbres, el huevo (una buena opción es dárselo en forma de tortilla francesa en trocitos) y demás lácteos.

Y no te preocupes si tu bebé no come de todos los grupos de alimentos desde el principio, el objetivo es añadirlos progresivamente a medida que crece. Si tienes cualquier duda sobre un alimento en concreto recuerda preguntárselo a tu pediatra.

Consejos para que tu bebé empiece a comer alimentos sólidos

Además de la edad de tu bebé hay una serie de requisitos que debes tener en cuenta para que el momento de incorporar alimentos sea el adecuado. Es importante que tu bebé se mantenga erguido y tenga control sobre su cabeza para mantenerla derecha.

consejos-primeros-alimentos-bebe-gadis

Otra señal que te puede ayudar es que tu pequeño/a muestre interés por los alimentos cuando tú estás comiendo o si intenta coger la comida con sus propias manos.

Recomendaciones para empezar con la alimentación complementaria

  • Deja que experimente, que juegue y descubra nuevas texturas.
  • Empieza ofreciéndole trocitos pequeños o puedes aplastar la comida con un tenedor dándole forma de papilla.
  • Dale tiempo, que muestre interés o que, en el momento de comer, abra la boca, sin forzarlo.
  • La temperatura es algo que debes tener en cuenta. No puede estar muy caliente, tanto para evitar quemaduras en la boca y manos como para que disfrute de todo el sabor.
  • Incorpora variedades de alimentos. Es preferible dar a probar 2 o 3 de cada grupo y no ofrecerle siempre los mismos.

Se recomienda siempre respetar el ritmo de cada bebé y permitir desarrollar su autonomía según sus posibilidades. Manipular, tocar y probar alimentos por sí solos/as, favorece su desarrollo psicomotor.

Los primeros alimentos de tu bebé

Se pueden seguir unas pautas de manera general como orientación sin imposiciones, individualizando en cada caso según gustos o necesidades nutricionales. Por supuesto, cada bebé es un mundo, y es fundamental seguir las indicaciones de los profesionales de pediatría.

los-primeros-aimentos-bebe-gadis

Para ayudarte a empezar con la alimentación complementaria de tu bebé, desde Bebé Gadis te vamos a dar alguna idea para un comienzo poco a poco y a vuestro ritmo:

Agua

Ofreceremos agua tras cada comida y la dejaremos siempre a su vista. Darle agua a tu bebé lo ayudará a ingerir estos nuevos alimentos de forma más sencilla además de mantenerlo hidratado para cuidar su organismo.

Cereales

Los cereales con o sin gluten son una muy buena opción para empezar con sólidos en la alimentación de tu bebé. Mezclados con la leche materna o de fórmula son un buen alimento para que el cuerpo del pequeño absorba los nutrientes y vitaminas necesarias para su desarrollo, además de aportar una buena cantidad de hierro y ser una muy buena fuente de fibra.

Fruta

La fruta es otro de los mejores alimentos con los que empezar gracias a sus vitaminas. Ofrécele fruta fresca y de temporada. Dos buenas opciones que puedes elegir son el plátano o la manzana. En el caso del plátano, puedes dárselo a tu bebé deshecho con un tenedor o en trocitos pequeños. La manzana es perfecta en forma de compota: córtala en trocitos, caliéntala en el microondas y aplástala con un tenedor.

Verdura

Un grupo de alimentos muy completo en vitaminas y sales minerales que puedes ofrecer de diferentes formas. Puedes dárselas cocidas, al valor, en forma de puré… Hay verduras muy blanditas, como el brócoli o la patata, que son muy buenas opciones para empezar a añadir sólidos a la dieta si tienes miedo a hacerlo con otros alimentos.

Carne

Es bueno empezar con pequeñas cantidades ya que la carne aporta hierro y cinc. Una buena opción es el pollo, ya que es muy blandito. Una forma muy fácil de prepararlo es coger la pechuga, cocerla y desmenuzarla o darle forma de palitos mezclándola con verduras.

Pescado

Se debe fomentar el consumo de pescado, ya que favorece el desarrollo del sistema neurológico. Puedes cocinar un poco de merluza y desmenuzarla para que pueda probarla cogiéndola con sus manitas.

Añade aceite de oliva virgen extra en cada comida.

Incorporar alimentos de forma progresiva en la dieta de tu bebé le ayudará a conocer nuevas texturas y sabores. Recuerda que esto es un camino en el que hay que ir paso a paso.

Artículo escrito en colaboración con AGaEP, la Asociación Galega de Enfermaría Pediátrica.

logo_agaep

Comparte esta noticia