Skip to content

Primeros pasos de mi bebé: etapas, ejercicios y consejos

Uno de los momentos más esperados es cuando tu bebé empieza a dar sus primeros pasos. Es un gran hito en el que tu pequeño se encontrará con nuevos retos y queremos acompañarte en esta experiencia a través de consejos y recomendaciones que puedes aplicar.

¿Cuándo empieza mi bebé a caminar?

Sentimos decirte que no hay una fecha exacta, los bebés pueden empezar a dar sus primeros pasos cuando tienen entre 9 y 18 meses. Cada uno de ellos crece y se desarrolla a su ritmo, así que, no te preocupes si tu pequeño tarda más o menos que otro.

El instante en el que el bebé decide empezar a caminar suele estar condicionado por una serie de factores como:

  • El estado físico en el que se encuentra, la fuerza que ya ha desarrollado.
  • Las inquietudes que él tenga, el nivel de curiosidad que muestre hacia el mundo que lo rodea.
  • El espacio del que dispone para poder moverse.

Existen señales que indican que el bebé está preparado para empezar a dar sus primeros pasos. Te indicamos algunas de ellas:

Momento previo a los primeros pasos del bebé

No hay una guía donde se muestre qué hacen todos los bebés antes de caminar. Cada uno de ellos pasará por las etapas que necesite como reptar o gatear antes de ponerse a caminar por todos lados. Es posible reconocer algunos movimientos que puede que tu bebé realice cuando se vea preparado.

Reptar. Cuando tu bebé ya ha pasado el “momento juegos” boca arriba, querrá estar tumbado mirando hacia el suelo. En esta posición lo que intentará será levantar la cabeza y las piernas, aprenderá a coordinar brazos y piernas, aumentando así su fuerza y fortaleciendo su columna vertebral.

primeros-pasos-bebe-gadis-01

Gatear. El gateo es una fase por la que no todos los bebés pasan. Cada bebé elige el camino que le resulta más fácil hasta llegar a mantenerse de pie. Además, hay que tener en cuenta que no existe un único modo de gatear, y que cualquier tipo de gateo es beneficioso.

El gateo proporciona una serie de ventajas:

  • Mejora la percepción visual espacial.
  • Mejora el equilibrio.
  • Favorece la estabilidad articular.
  • Hay bebés que comienzan a desarrollar el proceso de lateralización.
  • Desarrolla el patrón cruzado, que permite el desplazamiento corporal organizado.

Por otro lado, no hay problema si tu hijo/a no gatea. El desarrollo es un proceso variable y no todas sus etapas son obligatorias. Si no gatea y pasa a andar directamente, no va a tener ningún tipo de retraso psicomotor ni lesiones futuras.

Por lo tanto, no es necesario obligar a gatear ni sufrir porque nuestro bebé no lo haga, pero ¡ojo! Sí debe tener la oportunidad de hacerlo. Es muy importante que los bebés hagan mucha vida en el suelo y que puedan experimentar y desarrollar el movimiento libre.

Marcha. Existen dos tipos de marchas, la asistida y la independiente. Cuando hablamos de la marcha asistida el bebé precisa tu atención, quiere sujetarse a cosas que encuentre a su alrededor o incluso avanzar con tu ayuda. Y en el caso de la marcha independiente, el pequeño empezará a dar pequeños pasos hasta mejorar su técnica.

Es habitual también que, antes de empezar con las marchas, aprendan a levantarse y a sentarse ellos solos y, sobre todo, a desarrollar el equilibrio manteniéndose de pie apoyados en algún elemento que los rodee.

Cómo elegir el mejor calzado para tu bebé

Los bebés no necesitan zapatos para andar, de hecho, siempre que sea posible, deben estar descalzos, para desarrollar su pisada, mejorar su estabilidad y estimular la propiocepción, que es la capacidad que tiene el cebero de saber en qué posición se encuentra cada parte de nuestro cuerpo.

primeros-pasos-bebe-gadis-02

El calzado, una vez que los bebés tienen marcha estable, debe tener una serie de características básicas para que respete la marcha.

  • Horma anatómica, para que los deditos tengan espacio para moverse en el zapato.
  • Suela flexible, para que el pie dirija al zapato y no al revés.
  • Suela fina, con contacto directo con el suelo.
  • No tener contrafuerte detrás, para así dejar el tobillo libre.
  • Plantilla extraíble y sin arco.
  • No drop! Misma altura del zapato en la puntera que en el talón.
  • Transpirable, flexible y adaptado al pie.
  • Fáciles de poner y quitar.

Todas estas características, por supuesto, son para niños sin patologías, y se requiere siempre de valoración por parte de un profesional.

7 Consejos para ayudar a tu bebé en sus primeros pasos

Desde Gadis queremos acompañarte para disfrutar al máximo la experiencia de los primeros pasos de tu bebé y para ello te contamos 7 consejos que te pueden ayudar:

  1. No hay prisa. Es importante no apurar al bebé. Como acabamos de ver hay diferentes fases por las que puede ir pasando y es importante que las consolide. En estas etapas el bebé irá fortaleciéndose, ganando confianza y entendiendo poco a poco los movimientos que realiza. Antes o después empezará a mostrar interés por moverse.
  2. Interactúa y conecta con tu bebé. Los primeros pasos de tu bebé son una etapa muy bonita que, si puedes, debes intentar disfrutar junto a él. Interactúa, juega, muévete… lo pasaréis muy bien juntos y, además, el bebé se sentirá más confiado si tú estás cerca.
  3. Descalzo mejor. Siempre que sea posible se recomienda que los bebés y niños caminen descalzos. Si los primeros pasos son en casa (o sobre un terreno cómodo y no frío), será mucho más beneficioso para su salud podal que sean sin zapatos, para mejorar la movilidad y fortalecer todos los músculos del pie.
  4. Evita los peligros. Vigila todo lo que empezará a estar a su disposición. Todo le llamará la atención y todo será un nuevo atractivo para él, por ello es preferible que no quede nada a su alcance que pueda ser un riesgo. Además, deberás estar pendiente de otros detalles como puertas, cajones…
  5. Amóldate a su rango de visión y movilidad. Cuando necesite ayuda porque se ha caído o necesita un punto de apoyo, lo más recomendable es agacharse y amoldarse a su altura, para que no tenga que realizar un sobresfuerzo levantando los brazos para llegar a ti.
  6. El uso de andadores está desaconsejado. Se desaconseja el uso de andadores, ya que aumentan las posibilidades de caída y fomentan una postura corporal que no es la correcta para los bebés.
  7. Probando diferentes sensaciones. Cuando ya se haya lanzado a dar los primeros pasos es recomendable que pruebe diferentes terrenos: campo, arena, alfombras… todo ayudará a mejorar su sensibilidad y experiencia.

 Por último, recuerda que habrá caídas y tropiezos, pero es parte del aprendizaje. Por eso es muy importante no alterarse cuando se produzca alguna caída, para que el bebé no tenga miedo la próxima vez que lo intente.

Estos son consejos que pueden ayudarte a ti y a tu bebé a que dé sus primeros pasos, pero recuerda que será él quien marque el ritmo.

Artículo escrito en colaboración con AGaEP, la Asociación Galega de Enfermaría Pediátrica.

logo_agaep

Comparte esta noticia