Skip to content
Orejas de carnaval

Las orejas son uno de los clásicos que se disfrutan en carnaval, a modo de tradición. Estas delicias crujientes son muy fáciles de hacer y perfectas para compartir en familia. ¡A tus peques les encantará!

En el blog de hoy, os daremos las claves para elaborar este postre típico de carnaval que conquista los paladares de quienes las prueban.

Ingredientes orejas de carnaval

Primer paso: preparar la masa de las orejas de carnaval

En un bol grande, añadimos todos los ingredientes de manera progresiva, a excepción de la harina. Echamos la leche, la manteca derretida, los huevos, la ralladura de limón, el anís y, por último, una piza de sal y azúcar. Mezclamos todo bien hasta que tengamos una masa homogénea.

Una vez la tengamos, añadimos la harina tamizada poco a poco. Amasamos directamente con las manos hasta que nos quede una masa manejable y lisa, que ya no se pegue a las manos. La tapamos con un paño y dejamos reposar mínimo una hora.

Segundo paso: hacemos la forma de las orejas

Pasado el tiempo, en una mesa enharinada, para evitar que la masa se pegue, cortamos la masa en porciones para amasar nuestras orejas de una en una. Esta vez, con la ayuda de un rodillo, también enharinado, la estiramos hasta que quede una capa muy fina sobre la mesa de trabajo.

Cuando esté lo suficientemente fina, vamos cortando tiras no muy alargadas y, con las manos, unimos los dos laterales del centro, haciendo la forma de la oreja.

Si la masa no queda lo suficientemente fina, la oreja perderá ese toque crujiente tan característico.

¡A freír!

Al mismo tiempo que recortamos la masa para las orejas, ponemos a calentar una cantidad generosa de aceite de girasol en una sartén grande.

Desde Bebé Gadis os recomendamos que cortéis todas las que vayáis a hacer antes de empezar a freírlas.

Una vez listas, con el aceite muy caliente, las freímos, dándoles la vuelta para asegurar un dorado uniforme en apenas unos segundos. Hay que estar muy atentos para que no se quemen.

Las retiramos del fuego y las colocamos en una bandeja con papel de cocina o servilletas, para absorber el exceso de aceite. Espolvoreamos azúcar blanco sobre ellas mientras están calientes, las dejamos enfriar ¡y listas para disfrutar!

Disfruta del sabor de los carnavales en casa

Con esta receta sencilla, podrás disfrutar de las auténticas orejas de carnaval en casa, compartiendo el sabor y la tradición con tus peques, que estarán entusiasmados con sus disfraces, las fiestas y los dulces.

Además, todos los ingredientes necesarios para esta deliciosa receta están disponibles en tu supermercado Gadis más cercano.

Anímate a realizar este postre tan sencillo y sabroso y compártenos tu foto en las redes sociales con el hashtag #RecetaBebéGadis.

Comparte esta noticia