Skip to content

Smoothie de sandía saludable

En los días de calor pocas cosas nos apetecen más que un smoothie bien fresquito. Este que os traemos hoy es de sandía, lo que lo hace más ligero y refrescante.

La sandía se compone en un 92% de agua, es la fruta ideal para consumir en verano, ya que nos ayuda a mantenernos hidratados. También es rica en vitamina C, vitamina A y es antinflamatoria y antioxidante.

A los niños/as suele gustarles mucho la sandía fresquita, pero si a tu peque le cuesta comer fruta seguro que con este smoothie acertarás de pleno y le encantará.

 

Preparación del smoothie de sandía

¡Te contamos cómo prepararlo!

Empezamos lavando bien la sandía y quitándole todas las pepitas que podamos para que luego no queden tropezones en el smoothie ni le cambie el sabor. Este es un paso fantástico para que hagan los más peques de la casa. Después, córtala en trocitos pequeños y quita la corteza verde.

Echamos la sandía en la licuadora o en el vaso de la batidora, ponemos por encima un chorrito de limón y añadimos el yogur. Utilizaremos el vaso del yogur para añadir una medida de leche o bebida vegetal a nuestra mezcla.

Batimos bien y ¡listo!

¡Ahora a disfrutar de una merienda fresca y saludable!

Nota: Si queréis que esté todavía más fresquito, podéis congelar una parte de la sandía que vayáis a utilizar y batirla así, o también añadir unos cubitos de hielo, de esta forma obtendrás un resultado más tipo granizado para que sea doblemente refrescante.

Cuando pruebes esta receta puedes compartirla con nosotros utilizando el hashtag #recetasBebeGadis

Comparte esta noticia