Skip to content

Pruebas médicas

El triple screening es una prueba de sangre para el riesgo de enfermedades cromosómicas en el feto y malformaciones del tubo neural, se realiza en todas las embarazadas independientemente de que se realicen la amniocentesis o no.

Las transaminasas elevadas pueden ser debidas a distintas complicaciones del embarazo ( como el síndrome HELLP ) por lo tanto debe ser consultado con el obstetra.

La prueba de tolerancia a la glucosa se realiza a todas las embarazadas con el objetivo de descartar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Se realiza generalmente entre las semanas 24 y 28 de gestación y consiste en administrar una cantidad determinada de glucosa por vía oral, y midiendo la glucosa en sangre (glucemia) antes y, normalmente, entre una y dos horas después. Los resultados anormalmente altos pueden indicar que se trata de una diabetes gestacional que precise tratamiento con dieta o, incluso, con insulina.
Se producen falsos positivos por la toma de algún medicamento o en situaciones de estrés severo. No influye la dieta baja en glucosa.

De entrada debe confirmarse la dilatación con una ecografía realizada en los primeros 15 días de vida, y la actitud a seguir depende del resultado de esta. En la mayoría de los casos la causa de estas dilataciones es una hidronefrosis fisiológica y transitoria, que se soluciona sin tratamiento, no obstante se debe descartar la presencia de alguna otra causa patológica.

La amniocentesis es un procedimiento no exento de riesgo y, aunque es bajo, no es obligatorio realizarla, puedes comentar con el ginecólogo las opciones de las que se dispone. En esta prueba se extrae líquido amniótico, se separan de él las células del feto y se cultivan para averiguar su dotación cromosómica.