Skip to content

Tercer trimestre

En el último trimestre y sobre todo a partir de los 8 meses, (36 semanas) de gestación, no es recomendable viajar en avión por el riesgo de parto prematuro.

Los infecciones cutáneas por hongos pueden presentarse siempre y son más frecuentes en momentos de debilidad o de estrés, como podría ser un embarazo.
Para tratarlos, según su localización e intensidad, se puede esperar a después del parto.
Si son hongos vaginales entonces sí sería conveniente tratarlos para evitar que la infección produzca contracciones.

El sobrepeso nunca es bueno, tampoco durante el embarazo, sobre todo al final del mismo, cuando se está muy pesada; puede darse con mayor frecuencia problemas con el azúcar o con la tensión arterial.
Se recomienda hacer una dieta sana con muchos vegetales y hacer ejercicio, como caminar cada día mínimo media hora, evitar los dulces y las grasas para que el peso no suba más de lo adecuado.

Los tactos vaginales en una mujer con contracciones aporta información sobre las características de la pelvis, cuello del útero, presentación fetal y estado de la bolsa amniótica. Solo se deben hacer los estrictamente necesarios para evitar el riesgo de infecciones sobretodo en mujeres con bolsa amniótica rota.

Esta mancha recibe el nombre de cloasma gravídico. Su origen es hormonal. Cuando aparece se recomienda usar protección solar, reducir la exposición al sol y utilizar pamelas o sombreros para dar sombra a la cara.

Básicamente se puede ir a la piscina durante todo el embarazo a excepción de los últimos días. Cuando la mujer expulsa el tapón mucoso que protege la entrada del útero (esto ocurre los días próximos al parto), ahí sí que no es aconsejable. Hasta ese momento, sí.