Skip to content

Receta quiché de espinacas y queso

Receta quiché de espinacas y queso

La quiché es una tarta salada, sencilla y rápida de elaborar, con la que podemos introducir verduras en la dieta de nuestro peque de una manera deliciosa y discreta.

En la receta de hoy emplearemos espinacas, pero si tu peque es alérgico o tiene menos de un año, puedes sustituirlas por otro alimento que sí pueda comer.

Quiché de espinacas y queso para cenar

Si quieres prepararle a tu familia una cena diferente y que guste a todos, esta receta ¡es para ti!

Puede que el peque cuando escuche que hay tarta para cenar se imagine un bizcocho de chocolate, pero cuando vea la buena pinta y el olor de nuestra quiché ¡se le va a hacer la boca agua!

Este plato es muy versátil, ya que el relleno puede ser el que queramos, con los alimentos que más nos gusten. Desde Bebé Gadis hemos elegido las espinacas, ricas en vitamina A y beneficiosas para la vista; y el queso, fuente de calcio y útil para el desarrollo fuerte de huesos y dientes.

receta quiché de espinacas y queso

Prepara una masa crujiente 

Antes de empezar a preparar los ingredientes, debemos precalentar el horno a 180º para que alcance una buena temperatura para introducir la masa. De esta manera, evitaremos que quede blanda por la base.

Cogemos un molde redondo, que forraremos por dentro con papel del horno, e introduciremos en él la masa brisa, o quebrada. Pinchamos la base con un tenedor para que no se infle y la horneamos unos 10 minutos, aproximadamente.

Lava y cocina las espinacas

Antes de empezar a cocinar las espinacas, debemos lavarlas para evitar cualquier tipo de suciedad.

El primer paso para lavar esta verdura tan delicada es quitarles el tallo a las hojas. Luego las pasaremos por agua incidiendo en cada una de las hojas para quitarle todos los posibles restos de tierra. Sacamos las espinacas del agua, las escurrimos y secamos muy bien para poder cocinarlas en la sartén, en la que ya habremos puesto un poco de aceite AOVE.

Cuando esté caliente, saltearemos las espinacas con sal al gusto hasta que estén cocinadas y las reservamos en un plato.

Relleno de nuestra quiché

En un bol batimos los huevos, añadimos la nata y el queso rallado. Cuando estos tres ingredientes estén integrados, añadimos las espinacas cocinadas que teníamos reservadas, y volvemos a remover hasta que queden bien mezclados.

¡Y ya estaría listo nuestro relleno! 

¡A montar nuestra quiché de espinacas!

Una vez hemos sacado la masa quebrada del horno y el relleno está preparado, vertemos la mezcla en el interior del molde y volvemos a hornear, esta vez con la quiché ya montada, unos 30-40 minutos, hasta que veamos, con la ayuda de un tenedor, que el huevo está totalmente cuajado, y algo tostada por la superficie.

Retiramos del horno, esperamos a que enfríe un poco, y desmoldamos para poder disfrutar de esta sabrosa y nutritiva cena.

Tip: Os recomendamos comer la quiche ligeramente caliente para disfrutar de un mayor sabor.

Si pruebas esta receta puedes compartirla con nosotros utilizando el hashtag #recetasBebeGadis

Comparte esta noticia